21 de noviembre de 2008

Quema de libros

La izquierda española nos revela su verdadera cara. ZP pelotea a George Bush tras su invitación a la cumbre (o pozo según algunos intelectuales) del G-20 y compañía. El diablo ha sido tocado por el hada madrina y ahora es un ángel al que adorar. Somos poco críticos con el PSOE, si esto lo hubiese hecho cualquier otro partido, lluvia de piedras y palos. Y no es lo más grave.

Cristina Almeida, exdiputada por parte de al ya agonizante Izquierda Unida y luego del PSOE. Celebró ayer el trigésimo tercer aniversario de la muerte de Francisco Franco diciendo que todos los libros de César Vidal deberían arder. Como los nazis. Hitler tenía unos cuantos junto a su chimenea. Y ley de Godwin para mí. Cierto que César Vidal tiene ideas que pueden ser bastante de derechas, pero no hay que caer en ese fanatismo.

Oí esta mañana, un momento, en la radio a Casimiro García-Abadillo comentar en la radio el asunto. Comentaba que para mantenerse con poder la izquierda en España necesita hacer creer que la mitad de España es fascista. Un ligero hipérbaton, una pequeña paranoia quizás, mas no va desencaminado. La propulsión de un bipartidismo radical es una verdad en esta tierra.

Sigo ideas socialistas, pero gracias a esto nunca tendrán mi apoyo al respecto mientras sigan con esta actitud. Dotes de autoritarismo. Absolutismo. Fanatismo. Egoísmo.

8 comentarios:

Filoctetas dijo...

El verdadero fanatismo es creer que el PP y el PSOE son tan diferentes. En el fondo sólo protegen sus intereses. El PP tal vez tenga el problema de estar apoyado por la iglesia, que desde luego de progresista tiene bien poco. El PSOE tiene cierta ventaja en ese aspecto. Si yo en el pasado voté a los socialistas no fue porque me gustaran, simplemente lo hice por el bien de mi salud, ya que los dirigentes del PP me sacaban la bilis por todos los poros de mi piel. Aún recuerdo que era incapaz de ver al Rajoy o al Zaplana en la TV, tenía que cambiar de canal al segundo. Ahora mismo me ocurre al revés, cuando aparecen los líderes del PSOE vuelvo a tener esos síntomas.

La solución no es fácil, cuando la plana mayor del PSOE modificó toda su estructura y se llenó de caras nuevas les voté por el cambio. Ahora, veo al PP y veo las mismas caras de siempre, si dejaran a Gallardón presentarse como jefe del partido (y ganase)... Seguramente les votaría sin pensarmelo dos veces. Pero volvemos a lo de siempre, la Iglesia, esas manías de revisionismo. El PP necesita un congreso en el que se refunde, se desliguen totalmente de la Iglesia y renieguen del franquismo de una puñetera vez. Sólo hay que escuchar al Mayor Oreja para darse cuenta que ese sentimiento está muy metido dentro del partido.

En cuanto a lo de quemar libros, estoy en contra, mucho mejor llevarlos a un centro de reciclaje. Encima que talan árboles para escribir esas porquerías... Y que se lleven de paso los de Pío Moa.

Gudproyect dijo...

Kenbill, si fuera redactor jefe de La Razón te fichaba ahora mismo.

Kenbill dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kenbill dijo...

Filoc: Completamente a favor de lo que dices.

Gud: ehm, no pillo bien tu ironía. Primero la Razón es más de derechas y si lees bien yo sigo ideas socialistas. Y segundo, me das la impresión de que apruebas lo que dijeron, de que todas esas cosas están bien.

Gudproyect dijo...

Me refiero a que, aunque sigas ideas socialistas, la entrada que has escrito encajaría perfectamente en un priódico de derechas, como La Razón.

Kenbill dijo...

Se llama crítica. Pega en un periódico de derechas porque es una crítica a la izquierda, al igual que si fuese una crítica a la derecha iría en uno de izquierdas.

El gran Nost dijo...

Facha.

El gran Nost dijo...

PD: "Sigo ideas socialistas, pero gracias a esto nunca tendrán mi apoyo al respecto mientras sigan con esta actitud. Dotes de autoritarismo. Absolutismo. Fanatismo. Egoísmo." <- Vota a UPyD, el partido de la fachísima Rosa Díez y deja a los verdaderos socialistas en paz.